Conjunción entre Venus y las Pleiades

Después de varios intentos fallidos, pude aprovechar la ocurrencia de un fenómeno astronómico desde casa por pura casualidad. Así que, tras comprobar que desde la ventana del edificio se veía Venus, y al lado, muy tenue por la intensa contaminación que emite Sevilla, una mancha difusa correspondiente a las Pleiades (M45), saqué el trípode y disparé algunas fotografías.

El apilado de las imágenes mostró que en el encuadre quedaba perfectamente localizada la zona central de la constelación de Taurus, con Aldebaran y las Hiades reconocibles, y a la derecha la esperada conjunción:

Conjunción Venus Pleiades
Conjunción Venus – Pleiades. Clic para ampliar.

 

Más información en:

IYA2009

Hola a todos, ¡feliz 2009!

Y además de felicitarnos, tenemos fundamentos para congratularnos, porque este año fue declarado como Año Internacional de la Astronomía (IYA) por las Naciones Unidas.

IYA2009

Año Internacional de la Astronomía

Esto es muy importante. La proclamación del 2009 como año dedicado a la astronomía implica que desde todas las agrupaciones astronómicas hasta los centros astronómicos más importantes van a realizar actividades de divulgación a lo largo del año. ¡Y mucho más especiales que de costumbre! Es un año festivo para todos los astrónomos en el que esperamos que la astronomía sea reconocida como tal, sin confundirla con la astrología, concienciando de su importancia para la actividad humana. Recordemos que es una ciencia milenaria que ha sido usada para establecer los ciclos de cosecha, los ciclos naturales como el día, mes y año, la navegación (diurna y nocturna), todos los ritmos biológicos, y un sinfín de implicaciones para el conocimiento humano.

Desde las agrupaciones astronómicas os invitamos a acercaros a todas aquellas actividades que se realicen. Aprender a observar nuestro entorno es lo que nos ha hecho avanzar históricamente. Y esta es una oportunidad magnífica para ello.

Tenéis toda la información necesaria en la página oficial y en la página oficial del nodo en España que se ha creado para ello.

Tránsito lunar

Hace unos años, en , hubo un tránsito de Venus sobre el disco solar. Recuerdo que estaba estudiando para los exámenes, y no pude ir a verlo con mis compañeros de agrupación. Pero fue bastante documentado.

Sin embargo acabo de ver uno de los tránsitos más espectaculares que recuerde, de hecho creo que es el único que hasta el momento me ha sorprendido. Traduzco la noticia que he leído en BadAstronomy:

En mayo de 2008, a 50 millones de kilómetros, la sonda EPOXI (antes Deep Impact) captó el tránsito de la Luna delante de la Tierra, debido a un periodo de tiempo que la sonda estuvo apuntando a nuestro planeta y tomando imágenes de él (visible e infrarrojo).

Una mera curiosidad, o una oportunidad de oro. El espectáculo está asegurado.

Noticia original de Bad Astronomy Blog.

Observación en Los Blázquez (1a)

El fin de semana del 4-5-6 de julio parte de Astronomía Sevilla partió hacia la meseta cordobesa en dirección a Los Blázquez, un pequeño pueblo situado en una mancha de cielo no polucionado (verticalmente). Muerto de cansancio pero animado con la perspectiva de observar que prometía el equipo transportado (dos dobson de 30 y 25 cm, un VISAC, dos Newton en ecuatorial de 20 cm, un ED80 y un precioso refractor apo hecho a mano) en conjunto con un cielo que la vez anterior no pudimos disfrutar por las nubes, pero que prometía buenos momentos.

La noche empezó disfrutando de un precioso crepúsculo con la Luna cerca de Régulo, Saturno y Marte (al día siguiente formaban una alineación perfecta). Montado el equipo, cenamos mientras se hacía completamente de noche. Y entonces empecé a soñar…

El olvido de dos trípodes por parte de dos compañeros, me permitió disfrutar del dobson de 25 cm y apuntar a donde quisiera con el. Teniendo mi estupendo filtro OIII en la mano y el cisne en el cénit, la elección estaba clara y sin alternativas (hasta satisfecha mi curiosidad).

Desde que vi por primera vez el velo del cisne (Ngc 6960, NGC 6992, NGC 6995) (ver, no intuir una mancha poco contrastada. ¡Gracias Ángel!) no he podido dejar de pensar en aquella imagen tan fotográfica, tan repleta de detalles, tan rica en general… jamás pensé que con mis propios ojos pudiera ver lo mismo que lo que algunos consiguen tras mucho trabajo fotográfico (jijijiji), y desde luego quería poder repetir esa experiencia y disfrutarla al máximo, recrearme en el tamaño, en los detalles, en los contrastes, en la estructura espacial de la nube de gas… así que N22T5 al canto, filtro enroscado, apunto a 52 Cyg, y… menos mal que sólo son 25 cm. Si la imagen que me estaba ofreciendo (algo inferior en detalle, y con menos estrellas a causa del filtro que lo mostrado en este enlace) este pequeño telescopio hacía que literalmente me pusiera a temblar y me tuviera que sentar antes de caerme al suelo, no me quiero ni imaginar dónde estaría ahora si tuviera mas apertura. Llamé a los compañeros para que observaran. Reacciones similares, estupefacción, satisfacción. Yo seguí aproximadamente una hora más mirando aquella pequeña preciosidad, antes de darme una vuelta por los otros telescopios y charlar.

En esa vuelta, tras observar un poco algunas cosas que se estaban mirando, y sintiendo la perturbación en la fuerza causada por un telescopio solitario, me volví al 25 cm para darme un paseo por la norteamérica-pelícano.

Creo que una vez me enseñaron esta nebulosa, y no la identificaba porque estaba dentro de ella. He leido que suele pasar, tienes que irte a un borde para tener contraste. También la he visto, a simple vista, empleando el filtro OIII. Esta vez no me hizo falta irme a un borde, era tal el grado de nebulosidad que, o bien era vaho (raro con esa noche), o estaba inmerso en la nube. Mi asombro no cesó en todo el tiempo que permanecí dando vueltas por el conjunto que forman la Norteamérica (NGC 7000) y la Pelícano (IC 5070 – IC 5067). No puedo describir mucho de ambas (y alguna nebulosa más que se veía junto a éstas). Simplemente no pude pararme a ver detalles porque tenía que compartir la visión. Además era incapaz de procesar más información, estaba saturado tras estar observando objetos como pocas veces relatan los más veteranos.

Por supuesto que vi más cosas, en las 4 horas y algo que estuve observando estos pocos objetos me di alguna vueltecilla por el resto de telescopios para ver NGC 6205, NGC 224, NGC 221, NGC 205… NGC 206 no llegué a verlo aunque dejé el reto (sencillo) para el resto de compañeros. También una planetaria que Isra nos enseñó, en un cúmulo. No tengo datos, tendré que buscar en las crónicas de otros compañeros.

Poco antes de la última sorpresa, no podía faltar la visita al centro galáctico. Javier me llevó, con los filtros, a ver los objetos de la zona. La Laguna, Omega, Trífida… Empecemos por la Omega. El pato nada por la superficie del río, perturbando con las olas la tranquila superficie que la brisa no alcanza a agitar, sólo la cresta del mismo. La visión es sugerente para que la imaginación vuele y enmarque la nebulosa en un contexto onírico. Se la merece, sin duda. La nebulosa de la Laguna, con su sobrecogedora sensación de tamaño, y sus extraños ornamentos, no dejaba más que una sensación de pequeñez aquí abajo. La Trífida es la que, de las tres, menor sensación de nada dejaba. Los tres lóbulos se diferenciaban bastante bien, siendo más interesante observar las zonas oscuras que los separan. En éstos se apreciaba que no eran simplemente entrantes oscuros, había algo más.

Para acabar, antes de irme a la cama, Júpiter. No podía dejar de echarle un vistazo, no lo he visto en lo que va de año en condiciones. Y vaya si lo vi. Nunca he visto tanto detalle en este planeta. Las bandas no eran simples bandas de diferente color en el planeta. Ofrecían una riqueza cromática, unos detalles en las fronteras, un sinfín de detalles que pocas veces he visto. Al menos, que haya podido disfrutar a mi aire y recrearme. Por supuesto, es la primera vez que veía los satélites jovianos más allá de brillantes puntos, esta vez se percibía que eran discos y no puntos. Madre del amor hermoso, era espectacular la visión de conjunto que se lograba. Un satélite estaba entrando o saliendo de delante del planeta, y se veía perfectamente que la sombra era más que un punto.

Tras 23 horas despierto, creo que merecía ir a la cama un rato y ser un poco más feliz (ya nunca sin ti, me dejaste vulnerable a la vida).

Próximamente, la segunda parte, la visita a la piscina, y ¡más fotos del sapo!

Alamillo

Anoche nos reunimos algunos compañeros de Astronomía Sevilla para disfrutar de la noche sevillana. Estos encuentros que hacemos de vez en cuando nos sirven para vernos las caras, hablar de mil temas, reirnos, planificar salidas y otras ideas locas.

No fue muy distinta de otros días allí. Isra montó su VISAC y observamos Saturno y Júpiter. Alguna estrella y búsqueda infructuosa (M4/NGC 6121 se resiste), y muchos curiosos que se acercan para ver qué es aquello, la mayoría no ha mirado po un telescopio en su vida.

Aprovechamos la conexión wireless que nos ofrece el parque para realizar una videoconferencia con una compañera de Costa Rica. Fue una grata sorpresa para todos y un bonito recuerdo que permanecerá en el corazón de algunos.

Con esto se declara abierta la veda de reuniones veraniegas en El Alamillo.

 

Last night some members of our astronomy club, Astronomía Sevilla, met in one of our city’s parks. We met from time to time to speak about crazy ideas, plannify observation scapes, and have a beer.

It seemed similar to previous ones, Isra set up his VISAC to see Saturn and Jupiter. M4 is still impossible to see (background sky light is similar to cluster’s superficial magnitude). Some of the nearest people had a look, most of them never looked through a telescope, I think.

The final surprise came along the free wireless connection we have in the park. We had live video with one of our members in Costa Rica. It was too cool, and some people will remember it for a long time.

Posible explicación a los fenómenos lunares transitorios

Buena noticia en Slashdot. Los fenómenos lunares (TLPs) han sido observados a lo largo de siglos como fogonazos sin ninguna explicación. Desde que tuve noticia por primera vez de estos hechos, había leído que posiblemente fueran impactos de meteoritos sobre la superficie. Alguna vez leí algo de radiaciones, pero no me quedó claro, y no tenía mucho fundamento. Los meteoritos parecían más posible causa de esto.

Arlin Crotts publica que la teoría de escapes de gas, que ha contrastado con datos reales de misiones lunares, posiblemente sea la más acertada para explicar este fenómeno.

Personalmente, nunca he visto uno de estos TLP, y aunque deben ser curiosos de observar, no me llama la atención demasiado. Prefiero dedicar mi breve tiempo de observación a mis particulares retos con el pequeño refractor de 70, y saber hasta dónde es capaz de llegar.

Llegando al estreno

Dentro de poco la actividad de este blog de astronomía va a cambiar. Entre las novedades se encuentran que voy a acabar mi telescopio de una *$%@ vez, por fin podré salir por mi cuenta a observar, y lo haré con frecuencia.

Habrá más crónicas, no solo del grupo, sino mías.